Acerca de nosotros

Nuestra vocación universal

La curia jesuita en Roma. La cúpula de la Basílica de San Pedro se puede ver en la distancia.

Aunque la mayoría de las personas encuentran a los jesuitas en las escuelas y otros ministerios, la Compañía de Jesús es de hecho una orden misionera (la orden mayor de este tipo en la Iglesia Católica). Fray Arturo Sosa, S.J. Superior General de los jesuitas, dijo que “Puede encontrar a los jesuitas, a los verdaderos jesuitas, en cualquier religión, cualquier color, cualquier actividad. Creo que eso es una señal de la Iglesia para el mundo. Lo que nos une a todos en nuestra diversidad es nuestra conexión con Jesús y el Evangelio, y esa es la fuente de la creatividad de la Compañía de Jesús y de las personas con quienes compartimos la misión”.

Los ministerios jesuitas internacionales procuran alimentar la esperanza en los lugares que parecerían ofrecer muy poca. Caso concreto: los campamentos de refugiados, donde el Servicio Jesuita para Refugiados auspicia escuelas para los niños que a menudo pasan años en esos ambientes conflictivos, junto con otros muchos servicios. La espernaza se encuentra en el sinfín de obras de justicia, paz y cuidado de la creación; los ministerios jesuitas descritos con más detalle aquí. También hay ministerios principalmente espirituales a cargo de la Compañía de Jesús mundial.

Estos incluyen el Apostolado de Oración, que es esencialmente un grupo de oración mundial con ofrecimientos diarios por internet. El apostolado ha sido denominado “el grupo de oración del papa”, porque también divulga sus intenciones personales — en nombre de las vocaciones sacerdotales, por ejemplo, o el respeto mutuo entre las religiones mundiales. Otro ministerio espiritual es las Comunidades de vida cristiana, una asociación laica auspiciada por los jesuitas que ha promovido grupos pequeños que comparten la fe en unos 60 países.

Un ministerio menos típico es el Observatorio del Vaticano, una de las instituciones de investigación astronómica más antigua del mundo. Está operado por astrónomos jesuitas que miran a través de sus telescopios en Tucson, Arizona y Castel Gandolfo, la residencia veraniega del papa.

Educar a los líderes de la iglesia

Además, la Compañía de Jesús tiene responsabilidades cruciales en Roma en representación de la Iglesia Universal. Entre estas responsabilidades, la educación y formación de los futuros líderes de la iglesia es particularmente significativa.

Los jesuitas llevan a cabo esta tarea en varias instituciones, como la Pontificia Universidad Gregoriana, el Pontificio Instituto Bíblico, y el Pontificio Instituto Oriental. Estas tres instituciones atienden a más de 3,500 estudiantes de 120 países en seis continentes. Los estudiantes se preparan para desempeñarse como sacerdotes, hermanas, hermanos religiosos y líderes laicos. Tienen un gran impacto en la Iglesia: los graduados de las tres instituciones incluyen una cuarta parte de los obispos actuales del mundo y la mitad de los cardenales que votaron en el cónclave papal más reciente.

Los jesuitas de Estados Unidos y Canadá están involucrados activamente en todos los ministerios internacionales. Sus provincias de jurisdicciones regionales asumen la responsabilidad por el ministerio en las regiones que actualmente no están atendidas por una provincia jesuita en el extranjero. Las provincias de Estados Unidos y Canadá también se asocian con sus contrapartes provinciales, especialmente en las naciones en desarrollo, en la gama completa de ministerios, en lo que a menudo se denominan “relaciones de hermanamiento”.

 
Ir arriba
Twittear
Compartir
Pin