Noticias

PARA SU PUBLICACIÓN INMEDIATA CONTACTO:

Eric Clayton
Subdirector de Comunicaciones, Conferencia Jesuita de Canadá y Estados Unidos
eclayton@jesuits.org

Los Provinciales Jesuitas de Canadá y Estados Unidos se comprometen a investigar la historia de los internados indígenas.

Washington, DC, 11 de agosto de 2021.- Expresamos nuestro profundo dolor por los recientes descubrimientos de tumbas sin marcar de niños indígenas en las sedes de varios antiguos internados en Canadá. Lamentamos hondamente la pérdida de vidas humanas y de la cultura que tuvo lugar en estas escuelas, tanto en Canadá como en los Estados Unidos, y reconocemos que la Compañía de Jesús participó en esta historia.

En estas escuelas fueron fundamentales las estructuras y prácticas que obligaban a los niños indígenas a ser separados de sus familias y la prohibición de expresarse en su lengua y practicar su cultura. Lamentamos nuestra participación en la separación de las familias y en la supresión de las lenguas, culturas y formas de vida sagradas de los indígenas. Aunque estas prácticas y nuestra participación en dichos internados terminaron hace décadas, sus efectos traumáticos han tenido repercusión a través de generaciones y todavía están muy presentes en muchos hasta el día de hoy.

En el núcleo de nuestra fe cristiana se encuentra la verdad de que todo ser humano es igual en dignidad y creado a imagen de Dios. Sin embargo, con demasiada frecuencia en nuestro propio pasado, nosotros, como Compañía de Jesús, no honramos la dignidad de nuestros hermanos y hermanas indígenas. No reconocimos ni respetamos las prácticas espirituales y sagradas de los pueblos indígenas que encontramos. La Compañía de Jesús de entonces respondió a las invitaciones para establecer iglesias y escuelas entre las comunidades indígenas, pero no apreció plenamente la belleza de las tradiciones que ya existían ahí.

En 1983, el entonces Superior General P. Peter Hans Kolvenbach, SJ, dijo a un grupo de líderes nativos americanos reunidos en De Smet, Idaho, que la Compañía de Jesús estaba «arrepentida de los errores cometidos en el pasado». Hoy, el liderazgo provincial de la Compañía de Jesús en Canadá y Estados Unidos une sus voces a la del P. Kolvenbach para expresar nuestro dolor por los errores que la Compañía ha cometido en el pasado. Además, nos comprometemos a examinar nuestra propia historia y nuestros archivos relacionados con la historia de los internados indígenas en los Estados Unidos y a ayudar a otros que también deseen hurgar en esta historia.

Acogemos con satisfacción la reciente creación de la Indian Boarding School Initiative [Iniciativa sobre los Internados Indígenas] por parte del Departamento del Interior de los Estados Unidos, con la que colaboraremos. Compartimos el deseo de hacer brillar la luz de la verdad sobre esta parte de nuestra historia común.

La reconciliación es fundamental para la misión de la Compañía de Jesús, pero para preparar el trabajo de sanación de esta reconciliación, se necesita primero el conocimiento de nuestra historia y la comprensión recíproca. Con nuestros hermanos y hermanas nativos, lloramos las pérdidas del pasado y el dolor que continúa hasta hoy. También esperamos un futuro mejor, construido sobre la base de la verdad y el respeto mutuo.

Ir arriba
Twittear
Compartir
Pin