Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility

Ordenandos 2024

Bryan Paulsen, SJ

Provincia: Jesuitas Provincia USA del Medio Oeste

Ciudad natal: Warrenville, Illinois

Momentos destacados de su formación como jesuita: 

  1. Como novicio durante la peregrinación de 30 días caminó desde la ciudad de Nueva York a Portland, Oregón, y de regreso a St. Paul, Minnesota, con paradas en Cincinnati y St. Louis, durmiendo en las calles y en refugios para personas sin hogar.
  2. Interpretó versiones acústicas de canciones pop contemporáneas para estudiantes universitarios de la Universidad Loyola Chicago como parte de los «Folkin’ Jesuits».
  3. Acompañó a jóvenes adultos en un retiro en la casa de retiro y viñedo de Ignatius Press en Guerneville,

Posordenación:
Será profesor adjunto de Ingeniería Química y Biomolecular en la Universidad de Notre Dame.

Bryan es ordenado diácono por el obispo Michael C. Barber, SJ, en la Catedral de Cristo Luz de Oakland, California.

Educación:
Licenciado en Ingeniería Química por la Universidad de Trine; máster en Filosofía Social por la Universidad Loyola Chicago; máster en Divinidad por la Escuela Jesuita de Teología de la Universidad de Santa Clara; doctor en Filosofía, Ciencia e Ingeniería de los Materiales por la Universidad de Minnesota.

¿Cuáles son las tres palabras que un miembro de su familia o un compañero jesuita utilizaría para describirlo? ¿Está de acuerdo con su selección?
«Gregario, analítico, hospitalario».

Aunque estoy de acuerdo, esto puede ser demasiado caritativo. Gritón y abrasivo sería más acertado que gregario. Definitivamente soy analítico, lo que parece apropiado dada mi formación como ingeniero. En cuanto a ser hospitalario, la ventaja de ser extrovertido es que me encanta invitar a la gente a comer o a tomar un cóctel. Y preparo un buen Manhattan si no me equivoco.

Bryan hace de fregadero en la comunidad de formación Gonzaga House de la Universidad Loyola Chicago.

¿Quién es su santo favorito y por qué?
Santo Tomás de Aquino es uno de mis santos favoritos porque se apropió con valentía del aristotelismo, una filosofía adormecida en Occidente y defendida por los filósofos islámicos, y lo convirtió en plenamente cristiano y en el fundamento de la teología católica. Se trata de un modelo importante para la Iglesia actual, que interactúa con muchas tradiciones intelectuales aparentemente no cristianas. No debemos tener miedo de aprenderlas, ni de remodelarlas con audacia por el bien de la fe.

¿A dónde le ha llevado su vocación jesuita que nunca pensó que llegaría?
A un acelerador de partículas. Aunque esperaba aprovechar mi formación en ciencias e ingeniería como jesuita, imaginaba que esto se limitaría a enseñar ciencias en uno de nuestros colegios. No me imaginaba que mi formación como jesuita me llevaría a realizar experimentos en la Fuente Avanzada de Fotones del Laboratorio Nacional Argonne, aprovechando un acelerador de partículas de un kilómetro de circunferencia para producir rayos X ultra brillantes de alta energía con los que sondear la estructura intermolecular de la materia. Estoy muy agradecido de que la imaginación de Dios y de mis superiores jesuitas sobre lo que podía hacer como jesuita fuera mayor que la mía. Pero en retrospectiva tiene mucho sentido, ya que «encontrar a Dios en todas las cosas» significa en «TODAS LAS COSAS», incluida la investigación científica.