Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility

Ordenandos 2024

Joseph N. Dickan, SJ

Provincia: Jesuitas Provincia USA del Oeste

Ciudad natal: Long Beach, California

Momentos destacados de su formación como jesuita: 

  1. Enseñó matemáticas en la Preparatoria del Bellarmine College de San José, California.
  2. Estudió Liturgia Maronita en la Universidad del Espíritu Santo de Kaslik y Árabe en el Instituto Saifi de Lengua Árabe de Beirut (Líbano).
  3. Sirvió como diácono en la Iglesia maronita de Nuestra Señora de los Cedros del Líbano en Jamaica Plain,

Posordenación:
Cursará una licenciatura en Sagrada Teología en la Facultad de Teología y Ministerio Clough del Boston College.

Joseph tras ser ordenado diácono en octubre de 2023 en Jamaica Plain, Massachusetts.

Educación:
Licenciado en Neurociencia por la Universidad de California en Los Ángeles; máster en Divinidad por la Facultad de Teología y Ministerio del Boston College Clough.

¿Qué le ha sorprendido de la vida jesuita?
Una de las grandes ideas preconcebidas que tenía mientras discernía mi vocación era la de entrar en la vida comunitaria jesuita. Era realmente una cuestión de averiguar si yo encajaría en el molde de un jesuita. Cuanto más he estado en las comunidades jesuitas, más me he dado cuenta de que realmente no hay un molde de jesuita, que hay una gran diversidad de intereses y orígenes.

Todos tenemos nuestras peculiaridades, muchas personalidades distintas: introvertidos, extrovertidos, diferentes formas de relacionarnos; y, al mismo tiempo, en toda esa diversidad, siento que estoy rodeado de gente muy buena que realmente se esfuerza por animarse unos a otros y vivir juntos en esta misión común. Creo que nuestros valores comunes como jesuitas realmente nos unen y ayudan a unir toda esa diversidad.

Joseph (extrema derecha) con otros novicios jesuitas el día que pronunció sus primeros votos en la Compañía.

¿Cuál fue una experiencia especialmente significativa que vivió durante su formación y por qué fue significativa para usted?
Uno de los grandes regalos de esta vida, especialmente a lo largo de la formación, es que acabamos viviendo en muchos lugares diferentes. Enseñé en una escuela secundaria durante algunos años como parte de mi magisterio y allí tuve un mentor docente. Y ahora que estoy en Boston, acabo de tener la oportunidad como diácono de ir a bautizar a su hijo. Verla a ella y a su marido formar una familia a lo largo de los años y poder acompañarlos y rezar con ellos ha sido un gran regalo para mí. Y ellos también me han acompañado.

¿Cuál ha sido la mayor alegría en su formación jesuita?
Mi mayor alegría ha sido acompañar a amigos y familiares en esta vida. He descubierto que a menudo existe una profunda confianza en nuestras relaciones, porque saben que estamos ahí como amigos, como hijos o como primos, pero también como ministros de Cristo y de la Iglesia. Y poder asistir al bautizo del hijo de un amigo o rezar con la gente tanto en los momentos felices como en los difíciles ha sido un regalo muy consolador para mí. Esto siempre me recuerda por qué me hice jesuita.