Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility

Ordenandos 2024

Raymond Anthony Parcon, SJ

Provincia: Jesuitas Provincia USA del Oeste

Ciudad natal: Orange, California

Momentos destacados de su formación como jesuita: 

  1. Vivió y trabajó con comunidades yu’pik en distintos pueblos de Alaska, como Newtok, Alakanuk y Mary.
  2. Acompañó a los enfermos como capellán de hospital en el Centro Médico de la Universidad Loyola, en Chicago, durante dos años.
  3. Como capellán de la prisión de San Quentin, en California, durante dos años dio el retiro de Ejercicios Espirituales a personas que se encontraban entre rejas.

Posordenación:
Pasará un mes trabajando con el Servicio Jesuita a Refugiados de Europa en Bruselas, Bélgica, y luego se dirigirá a la Universidad de Georgetown para cursar un máster en Migración Internacional y Refugiados.

Raymond (derecha) y el P. Derek Vo, SJ, se preparan para ejercer su ministerio en la Prisión Estatal de San Quintín, donde lo más destacado para Raymond fue llevar la Sagrada Eucaristía a los condenados a muerte y prestar apoyo pastoral a los funcionarios.

Educación:
Licenciado en Ingeniería Mecánica por la Universidad Ateneo de Davao; máster en Ingeniería de Software por la Universidad Nacional; certificado en Seguridad Informática Avanzada por el Centro de Desarrollo Profesional de la Universidad de Stanford; máster en Ciberseguridad y Garantía de la Información por la Universidad Nacional; máster en Filosofía Social por la Universidad Loyola de Chicago; máster en Divinidad por el Regis College de la Universidad de Toronto.

¿Quién es su santo favorito y por qué?
Tengo que dar dos santos favoritos como respuesta porque, sin ellos, no creo que estaría hoy aquí con mi vocación de jesuita: San Francisco de Asís y Santa Teresa de Lisieux.

Durante mi discernimiento y mientras me recuperaba de una lesión, vi películas sobre sus vidas, y eso selló la decisión para mí, por así decirlo, de unirme a la vida religiosa. Cualquier duda o pregunta que tenía acerca de unirme a la vida religiosa desapareció por completo. Mientras veía esas películas, me sentí atraído por San Francisco de Asís y Santa Teresa de Lisieux y quise hacer lo que ellos hicieron. En primer lugar, ambos santos pusieron a Dios en primer lugar y en el centro de sus vidas. Dedicaron por completo sus vidas al servicio de Jesús.

En segundo lugar, me sentí atraído por el servicio a los pobres de San Francisco y por el hecho de que Santa Teresa hiciera pequeñas cosas con gran amor a Dios. Aunque mi trabajo y mi formación antes de entrar en la Compañía de Jesús eran en la industria de la tecnología, acabé haciendo ministerios al servicio de los más pobres entre los pobres. No podría estar más en paz y alegre con mi vocación jesuita y con lo que estoy haciendo ahora, y también espero ser un sacerdote cariñoso, atento y humilde después de la ordenación sirviendo a los pobres.

Mientras trabajaba con el JRS Rumania en el verano de 2023, los estudiantes ucranianos de Raymond le sorprendieron en su último día de clase de inglés con una bandera ucraniana que habían firmado como regalo de agradecimiento.

¿A dónde le ha llevado su vocación jesuita que nunca pensó que llegaría?
Durante mis estudios de teología en el Regis College de Toronto, fui enviado a trabajar con el Servicio Jesuita a Refugiados (JRS, por sus siglas en inglés) en Malta y Rumania durante dos veranos consecutivos. Durante mi estancia en el JRS, me desplacé por muchas comunidades jesuitas y conocí a otros jesuitas que trabajaban en diversos ministerios. Aprendí a desenvolverme simultáneamente en diferentes culturas, a trabajar con un grupo diverso de laicos y a colaborar en un entorno interreligioso, todo ello con un objetivo común: llevar el amor de Cristo a todos y afrontar los retos a los que se enfrenta nuestro mundo actual.