Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility

Ordenandos 2023

Robenson Siquitte, SJ

Provincia: Canada

Ciudad natal: Puerto Príncipe, Haití

Momentos destacados de su formación jesuita: 

  1. Trabajó para promover los derechos humanos de los migrantes apátridas haitianos y dominicanos mientras trabajaba con el Servicio Jesuita a Migrantes/Solidarite Fwontalye en Haití.
  2. Impartió un curso de filosofía de la educación a profesores de Fe y Alegría (escuelas de primaria y secundaria) en Dilaire, Haití, reflexionando sobre temas como el propósito de la educación, la ética y la equidad.
  3. Trabajó en Detroit en la Escuela Secundaria y Academia Jesuita de la Universidad de Detroit, en el Centro Papa Francisco y en el Centro Colombiano, un centro de jubilados jesuitas.

Posordenación:
Continuará trabajando en su Licenciatura en Sagrada Teología en la Escuela de Teología y Ministerio del Boston College.

Robenson con su familia tras su ordenación diaconal. De izquierda a derecha: su hermano, Jean Philippe; Robenson; su madre, Claire Rose Etienne; su hermana pequeña Rosena; y su padre, Jean.

Formación:
Licenciado en filosofía, Pontificia Universidad Javeriana; máster en divinidad, Regis College, Universidad de Toronto

¿Cuáles son las tres palabras que un miembro de tu familia o un compañero jesuita usaría para describirle? ¿Está de acuerdo con su selección?
Alegre, transparente, creativo. Estas tres palabras vienen de alguien que me conoce muy bien. Estoy de acuerdo.

¿Cuál es su santo favorito y por qué?
Mi santo favorito es San José. No sólo di mis primeros pasos en la fe católica en la parroquia de San José de Puerto Príncipe, Haití, sino que también es un santo al que admiro por su compasión, sencillez y humildad.

Robenson con el Papa Francisco y el Cardenal Michael Czerny, SJ, en el encuentro del Papa con los jesuitas de Canadá y Haití en Canadá en 2022.

¿Qué le gusta de la Compañía de Jesús?
Me encanta el modo de proceder de la Compañía de Jesús, es decir, la capacidad de adaptarse en tiempo y lugar para realizar la misión que se nos ha confiado. Este «modo de proceder» no está determinado por el activismo o por tener todas las herramientas para ejercer el ministerio, sino que significa profundizar en nosotros mismos a través de la autorreflexión y el aprendizaje continuos.

¿Cuál fue una experiencia particularmente significativa que vivió durante su formación, y por qué fue significativa para usted?
La experiencia con el Servicio Jesuita a Migrantes-Haití durante mi magisterio fue reveladora. Me permitió unirme a mis compatriotas haitianos deportados de la vecina República Dominicana. Lo viví como un tiempo de escucha para profundizar en mi compromiso y confirmar la llamada a seguir al Señor. Fue una oportunidad para experimentar una relación de corazón a corazón con Cristo a través de mi trabajo con los sin voz y los indigentes de la sociedad.