Historias

Cuidado, cuidado, nunca cierre su corazón a nadie.
— Peter Faber, SJ

2 de agosto de 2019 — Hoy los Jesuitas celebran la Fiesta de San Pedro Faber, SJ, uno de los miembros originales de la Compañía de Jesús.

Faber nació en 1506 en una familia campesina en la región de Alta Saboya en Francia. En 1525, viajó a París para estudiar; allí conoció a Francis Xavier e Ignacio Loyola. Juntos y bajo el liderazgo de Ignacio, ellos y otros cuatro compañeros formarían la Compañía de Jesús.

Ignacio consideraba a Faber como el hombre más adecuado para dirigir a otros en los Ejercicios Espirituales, una serie de meditaciones, oraciones y otras prácticas de introspección desarrolladas por Ignacio para el crecimiento espiritual. Faber pasó gran parte de su vida Jesuita trabajando con Protestantes durante la Reforma Protestante, un momento especialmente tumultuoso en Europa. Faber murió en Roma en 1547 unas pocas semanas antes de asistir al Concilio de Trento.

En 1872, Faber fue beatificado, pero el proceso de canonización se detuvo allí. Más de 140 años después, fue canonizado por su hermano Jesuita, el Papa Francisco, el 17 de diciembre de 2013, el día del cumpleaños 77 del Papa.

El Papa Francisco siempre ha admirado a Faber por su «diálogo con todos, incluso con los más remotos e incluso con sus oponentes; su simple piedad, tal vez cierta ingenuidad; su disponibilidad inmediata; su cuidadoso discernimiento interior; el hecho de que era un hombre capaz de tomar grandes y fuertes decisiones, pero también capaz de ser muy gentil y amoroso».

Ir arriba
Twittear
Compartir
Pin