Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility

Greg Celio, S.J.

Provincia: Oeste de los EE.UU.

Fecha de nacimiento: 7 de mayo de 1982

Ciudad natal: Fullerton, California

Educación: Licenciatura en historia y Maestría en educación de la Universidad de Notre Dame; Maestría en Divinidad de Regis College, Universidad de Toronto

Puntos destacados de su formación  jesuita:

  1. Enseñó historia y fue entrenador de béisbol y fútbol en la Escuela Preparatoria de Bellarmine en Tacoma, Washington.
  2. Estudió español en la Universidad de Guadalajara, México, y fue voluntario en la Ciudad de los Niños.
  3. Fue diácono de la comunidad hispanohablante en la Parroquia San Juan Bautista en Toronto, Canadá.

Después de su ordenación: Será enviado en misión a la Escuela Preparatoria de Seattle y a ayudar con la promoción de las vocaciones

Biografía:

El P. Gregory Celio, S.J., nació y se crió en Fullerton, California, siendo el menor de tres hijos. Creció en la parroquia y escuela St. Juliana Falconieri y asistió a la Escuela Secundaria Servite en Anaheim, California. Estudió historia en la Universidad de Notre Dame, donde descubrió su amor por la música religiosa y el ministerio universitario. Después de graduarse en 2004, Greg participó en el programa de servicio a través de la enseñanza de la Alianza para la educación católica (ACE, por sus siglas en inglés), lo que lo llevó a Nashville, Tennessee, donde enseñó por dos años en la escuela San Vicente de Paul. También obtuvo una maestría en educación. Después, enseñó en la escuela Overbrook, también en Nashville. Mientras era profesor, comenzó a discernir una vocación religiosa con la Compañía de Jesús (los jesuitas), de quienes había oído hablar a sus familiares y amigos, y cuya espiritualidad le atraía. Después de ingresar a la Compañía de Jesús en 2009, Greg trabajó como novicio en la Universidad de Santa Clara y en la Reservación Ft. Belknap en Montana. Después de tres años estudiando filosofía, teología y música en la Universidad de St. Louis, se mudó a Tacoma, Washington, para enseñar historia en la Escuela Preparatoria Bellarmine. También fue entrenador de béisbol y fútbol y dirigió retiros. Greg pasó su tercer año de regencia en Guadalajara, México, aprendiendo español y como voluntario en Ciudad Los Niños, una obra jesuita dedicada a los niños de familias de bajos ingresos en Guadalajara. Los últimos tres años, Greg estudió teología en Regis College de la Universidad de Toronto y fue diácono de la Parroquia San Juan Bautista. Obtuvo su maestría en Divinidad de la Universidad de Toronto en mayo. (Provincia del oeste de EE.UU.)


Greg, Justin Claravall SJ, Allison Scanlin y Tony Rehberger durante un retiro de senderismo en la Preparatoria de Bellarmine
¿Cuál es su libro, película, música o programa de TV favorito desde que ingresó en la Compañía de Jesús y por qué le gusta?
Empecé a ver el programa de TV “Sacrificios de familia” (Arrested Development) mientras enseñaba durante mi regencia. Me encanta su humor irreverente, que me hacía reír más de lo que recuerdo haberlo hecho en los últimos años. Además me encanta que tiene lugar en el Condado de Orange, de donde vengo, con referencias (para bien o para mal) de la cultura del sur de California.
¿Cuál es su santo favorito y por qué?
San Francisco de Asís es una de las razones por las que vivo una vida religiosa hoy día. Leí su historia cuando cursaba la escuela secundaria y me conmovió mucho su vida y su dedicación a Dios. Me aferré a esa inspiración hasta que empecé a discernir más activamente con los jesuitas. Sigo sintiendo el reto de vivir el Evangelio como él de manera auténtica y gozosa.
¿Qué pasatiempo cultivó como jesuita y por qué es importante para usted?
Como jesuita, he pasado mucho tiempo cantando y haciendo música. Ya sea cantando en un coro grande o tocando piano solo en la capilla de la comunidad, la música es un modo importante para mí para comunicarme con Dios. Como novicio, empecé a componer música mientras estaba en la reservación de Ft. Belknap y tuve la oportunidad de estudiar música de manera más formal mientras estuve en la Universidad de St. Louis en 2011. Desde entonces he tenido oportunidades de cantar en coros y dirigir música como liturgias, particularmente durante los últimos años en Regis College en Toronto. Ha sido una bendición reunirme con hermanos jesuitas para cantar y tocar instrumentos en la comunidad.¿Qué ama de la Compañía de Jesús?
Para mí, la Compañía de Jesús es la amistad que tenemos unos con otros y con Dios. Estoy muy agradecido por los hombres que he llegado a conocer en la Compañía, que me conocen, que me quieren y me ayudan a crecer en el amor a Jesús y su pueblo.

¿Qué experiencia particularmente significativa tuvo durante su formación, y por qué fue significativa para usted?
Pasé un año en Guadalajara, México, estudiando español y como voluntario en la Ciudad de los Niños, un hogar y escuela para niños de familias de bajos recursos. Amaba las personas que conocí y la increíble cultura, y también experimenté períodos difíciles y las lecciones de humildad asociadas con el aprendizaje de un nuevo idioma. La mayoría de las mañanas ayudaba a los niños con sus clases de inglés, y por la tarde asistía a mis propias lecciones de español. Esta rutina diaria se combinó con un par de experiencias al mudarse de Guadalajara, entre ellas una visita a una misión jesuita en Chiapas y un peregrinaje a pie hasta Talpa de Allende en Jalisco. Conmovido y agradecido por estas experiencias, regresé a México el verano pasado para desempeñarme como diácono en una parroquia jesuita en Oaxaca, y fui diácono de la comunidad hispanohablante en Toronto el año pasado.


Greg y Travis Russell, SJ, durante la época en que vivieron y estudiaron en Guadalajara, México.
¿Cómo podría explicar el lema jesuita “ad majorem Dei gloriam” a alguien que nunca antes lo haya oído?
En el lema AMDG, (para la mayor grandeza de Dios), la palabra clave es “mayor”. El lema no se trata de la perfección, sino de buscar avanzar en el amor y el servicio a Dios y al prójimo.