Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility

Perry T. Petrich, S.J.

Provincia: Oeste de EE.UU.

Fecha de nacimiento: 28 de diciembre, 1984

Ciudad natal: Tacoma, Washington

Educación: Título universitario en Teatro y Teología, Fordham College en Lincoln Center; maestría en Filosofía Social, Universidad de Loyola en Chicago; maestría en Divinidad, Escuela Jesuita de Teología de la Universidad de Santa Clara; maestría en Liderazgo Educativo Católico, Universidad de San Francisco

Momentos destacados en la formación jesuita:
1. Entrenó al equipo de atletismo de la escuela Sacred Heart Nativity guiándolo a lograr sus primeras medallas de oro.
2. Formó parte del equipo fundador de la escuela secundaria Cristo Rey De La Salle en Oakland, California.
3. Hizo música con su compañero ordenado James Ferus, SJ, durante sus estudios de teología.

Posordenación: Perry terminará su tesis de maestría sobre liderazgo laico en las escuelas jesuitas mientras reside en Berkeley, California, antes de mudarse a Sacramento para trabajar como pastor del campus de una escuela secundaria jesuita.

Vea a continuación la grabación en directo de la ordenación del P. Petrich:

Biografía:
El P. Perry Petrich, S.J., nació y se crió en Tacoma, Whashington. Asistió a la preparatoria Bellarmine en su pueblo natal antes de graduarse de Fordham College en el Centro Lincoln en Nueva York donde recibió su título en Teatro y Teología. Los momentos más destacados durante su paso por Fordham incluyen la dirección de escena del estreno de “Dead Man Walking” en Nueva York y la de “Duran Duran” en la estatua de la libertad. De Nueva York se mudó a Cazadero, California, donde trabajó para el programa Caritas Creek dirigiendo viajes escolares al aire libre para las escuelas católicas del área de la bahía. Perry ingresó a la Compañía de Jesús en el 2008. Enseñó teatro a los alumnos de una escuela secundaria jesuita en Portland, Oregón y a inmigrantes en la frontera entre Estados Unidos y México en Nogales, Sonora, México. También ha trabajado en escuelas en Chicago, Phoenix, San José y Oakland. Perry seguirá trabajando en el sector de enseñanza secundaria como profesor de teología y pastor del campus en una escuela secundaria jesuita en Sacramento. Tiene maestrías en Liderazgo Educativo Católico de la universidad de San Francisco y en Filosofía Social de la Universidad de Loyola Chicago. También tiene una maestría en Divinidad de la Escuela Jesuita de Teología de la Universidad de Santa Clara en Berkeley, California. Además, Perry ha escrito para el Jesuit Post y la revista América, ha enseñado navegación a vela en campamentos de verano en la Arquidiócesis de Seattle y ha tocado la guitarra con el ganador del premio Grammy Tim Kubart. (Provincia del oeste de EE.UU.).

¿Cuál es tu libro, película, música o programa de televisión favorito que te ha gustado desde que ingresaste a la Compañía y por qué te encanta?
“Try a Little Tenderness” de Otis Redding ha sido como un ángel para mí, animándome en tiempos difíciles y compartiendo mi esperanza y alegría en los buenos momentos. La honestidad de las súplicas de Otis de tratar mejor a los demás nos da fe de que un poco de amabilidad nos puede transformar. La escala cromática en la guitarra te muestra que esta amabilidad puede mejorar al mundo. Y el descontrol al final de la canción demuestra –como cualquier otra cosa que he visto o escuchado afuera de las Escrituras– el poder de la inspiración que surge cuando tienes fe de que tu amante nunca te dejará. También es una música de karaoke que vuelve loco al público.

Perry (a la derecha) trabajando en la Iniciativa Kino para la Frontera en Nogales, Sonora, México.

¿Qué pasatiempo practicas como jesuita y por qué es importante para ti?
Tocar música con otros no deja de motivarme. La atención a ritmos compartidos y matices de cada músico te obliga a escuchar atentamente, te conecta a los demás y te hace olvidar de ti mismo. Y no hay nada más satisfactorio que crear algo nuevo y hermoso espontáneamente en colaboración con otros.

P. Petrich en su ordenación.

¿Qué experiencia en particular fue la más significativa para ti durante tu formación y por qué?
Ocho días después de la elección del 2016, estaba en una reunión de padres en una escuela secundaria donde me había enviado mi Provincial. Todos los padres en la escuela eran inmigrantes o hijos de inmigrantes de América Latina. Habíamos invitado a un grupo de activistas para dar una presentación que trataba del “conocimiento de tus derechos”. El director de la escuela y yo sentimos que algo en la sala no andaba bien –había mucho miedo y dolor para llevar a cabo cualquier tipo de aprendizaje. Me dirigí a los presentadores, interrumpí la presentación y les di las gracias por venir. Luego, me dirigí a los padres y les pregunté cómo se sentían. El evento se convirtió en una charla entre padres en la que expresaron sus miedos y se les ofreció apoyo. Terminó siendo lo que nuestra comunidad necesitaba realmente en ese momento.

Perry en su fiesta familiar de Navidad en Kent, Washington, en el 2014.

Después de que terminó la reunión, el director mencionó que fue la Providencia de Dios la que me había enviado a la escuela ese año. Desde esa noche, comprendí plenamente que Dios nos envía a donde se nos necesita y que nos da la gracia de responder a esa necesidad. Aprendí un poco más lo que significa la provisión de Dios.

Cuéntanos sobre la historia de tu vocación. Hay un requisito: Solo debes usar seis palabras.
Dios nunca deja de llamarte bondadosamente.